Atención seguidores

¿Tienes problemas para visualizar la lista de seguidores?
Haz click aquí para seguir este blog.

Novedades en el Blog

Hace poco recuperé algunas de las muñecas de mi infancia y desde entonces me he adentrado en un mundo apasionante así que decidí incluir en el blog un apartado dedicado a la Muñeca de Famosa.

Nancy

Barriguitas


Otras muñecas

Pepas

Kikas

Costurero antiguo

Este costurero ha sido mi última adquisición para ser restaurado en el próximo curso de restauración que se iniciará en octubre si todo va bien y nuestra aula está terminada.
Me lo encontré tirado al lado del contendor de basura junto con otros muebles, nada más verlo me llamó la atención y no dudé dos veces en cogerlo.

A simple vista el costurero está en perfectas condiciones, no tiene nada de carcoma y está completo, no le falta ninguna de sus partes. El barniz está desgastado y ha perdido su color uniforme.

Se trata de un costurero desplegable que cerrado queda todo integrado en un pequeño mueble. Es bastante original tiene las patas torneadas y el asa es rematada con dos formas trilobulares lo que le confiere un aspecto bastante decorativo. No se cuantos años tiene pero no es un tipo de costurero que hoy en día esté en uso, son aquellos costureros que bien tenían nuestras abuelas en casa o que han pasado de generación en generación.

Lo único que tiene es una de las tapas rotas que simplemente se ha de encolar y reforzar, pero es un trabajo sencillo que no dará mucha dificultad.


En una de las tapas la bisagra está suelta pero seguramente se compren bisagras nuevas una vez el costurero esté completamente restaurado.

Un primer paso antes de iniciar la restauración es fotografiar el mueble en cuestión para tener constancia de como inicialmente estaba conservado, que defectos tenía, que partes faltan y se tienen que trabajar.
El trabajo de restauración en el costurero será rápido, no hay que intervernir mucho. Primero de todo lo decaparemos para retirar el barniz antiguo y el tinte que lleva. Si se observa detenidamente no es el color original de la madera ya que en las zonas más desgastadas como el asa el tono de la madera es más claro.
Una vez decapado pasaremos al lijado, utilizaremos una lija más bien fina no es necesario desvastar la superfície sino simplemente alisarla y prepararla para darle dos capas de tapaporos. Cuando demos el tapaporos entre capa y capa tendremos que lijar.
No se si le daré con tinte o dejaré el tono natural de la madera, tenemos dos opciones para aplicar el tinte según nos convenga o el tono que le queramos dar. Si lo que queremos es oscurecer la madera el tinte lo daremos antes de dar la capa de tapaporos para que se impregne bien, si hemos dado el tapaporos antes, lo que hacemos es cerrar el poro de la madera y el tinte no entra tan bien. Pero quizás simplemente queramos dar un toque de color sin ser necesario oscurecer el mueble, así que una vez, decapado, lijado, dadas las capas de tapaporos cuando iniciemos el barnizado, normalmente trabajo con gomalaca, me gusta el acabado que da a los muebles, en una de las pasadas que demos con la muñeca la impregnaremos con un poco de tinte que previamente habremos preparado y probado en un trozo de madera para ver su efecto. Con ello conseguimos oscurecer un poco la madera.
Mirando por la web he encontrado costureros similares al que tengo en la página de Todocolección