Reloj de pared antiguo (5)

Sin restaurar

Restaurado

Después de un tiempo ausente vuelvo con la restauración de la caja del reloj de pared que hoy lunes hemos dado por finalizada.

Lijé la masilla, dimos dos capas de tapaporos, lijado entre capa y capa y finalmente el acabado con la gomalaca. Éste es el resultado nada que ver con cómo estaba el reloj cuando llegó a mis manos.

Ahora empezaré a montar los cristales en la puerta y por último instalar de nuevo la maquinaria en su lugar correspondiente. La verdad es que la caja del reloj ha dado un poco de trabajo porque la madera estaba muy carcomida y a la mínima que se lijaba empezaban aparecer nuevos agujeritos que estaban ocultos.