Atención seguidores

¿Tienes problemas para visualizar la lista de seguidores?
Haz click aquí para seguir este blog.

Novedades en el Blog

Hace poco recuperé algunas de las muñecas de mi infancia y desde entonces me he adentrado en un mundo apasionante así que decidí incluir en el blog un apartado dedicado a la Muñeca de Famosa.

Nancy

Barriguitas


Otras muñecas

Pepas

Kikas

La Torre de Hércules, Patrimonio de la Humanidad

La Torre de Hércules de La Coruña, ha sido declarada hoy Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).
En el marco de su 33 Reunión en Sevilla, el Comité del Patrimonio Mundial tomó la decisión a favor del faro más antiguo del mundo en activo.

El faro está situado en la península de la ciudad de La Coruña, en Galicia, en una colina a unos 60 metros sobre el nivel del mar. Su altura total es de 68 m y data del siglo I d. C.
Más información sobre la Torre de Hércules:

Torre de Hércules (página web oficial)
La Coruña Virtual
Wikipedia

Durante 13 años Galicia, esa tierra mágica, bella y de buena gente fue mi destino de vacaciones. Me enamoré de sus bosques, de sus prados, sus playas, su costa y de todos los rincones que pude conocer. Hace 5 años tuve que despedirme de esta tierra y pasado el tiempo no puedo evitar que mis ojos se humedezcan cuando la recuerdo, cuando de nuevo veo alguna imagen de Galicia, tan querida por mi. Por eso hoy cuando me he enterado de la noticia no he podido evitar volver a mis recuerdos y a su vez alegrarme muchísimo por su nombramiento.
Sólo espero que algún día pueda volver a este lugar y mis ojos puedan posarse de nuevo en las piedras de este faro único, así como poder volver a recorrer todos los rincones que un día visité, por el momento sólo puedo cerrar mis ojos y dejar pasar como en diapositivas las imágenes que mi retina retuvieron.
Galicia bonita como mi amiga gallega Vero la llama, algún día de éstos, cuando quede en paz conmigo misma te visitaré y recorreremos juntas con nuestros peques tu ciudad.

El día tendría que tener más de 24 horas

Hace bastantes días que no escribo nada, no es por ganas sino por falta de tiempo. Cuando llega la hora en que tengo un rato para mi resulta que son las tantas de la noche y el sueño puede con una, así que muchas veces se me cierran los ojos delante del ordenador sin poder teclear ninguna palabra con sentido.
Y creo que más de uno y una en alguna ocasión hemos tenido la sensación de que si el día tuviera más de 24 horas posiblemente podríamos abarcar con todo pero aún así pienso que aunque tuvieramos más horas en el reloj, sin duda en un momento u otro nos faltaría de nuevo tiempo.
Con la llegada del verano y el calor también uno se vuelve más perezoso, si ya me costaba estudiar para los exámenes de la universidad en este tiempo, el ponerme delante del ordenador a veces me resulta un tanto tedioso pudiendo estar por las tardes en la piscina con el peque de la casa.
Dan ganas de escribir, de contar cosas en esos días desapacibles y fríos de invierno, cuando cae la noche a eso de las 5.30-6.00 de la tarde pero el verano, es para estar en la calle, en la playa, en una terraza tomano algo fresquito.
Pero aún así me falta tiempo para poder hacer todo lo que quisiera aunque fuera dedicar unos minutos al blog.
Tengo pendientes varias cosas, una de ellas es terminar de explicar mi viaje a Nueva York y dedicar una entrada al Museo Metropolitano. Otra es poder instalar de nuevo la impresora para poder escanear y subir más modelos de plantillas para coser con fieltro. Paloma me pidió las letras del móvil de bebé, no me he olvidado sólo que no encuentro el momento para instalar la impresora y lo principal, primero encontrar el CD.

Templo Expiatorio de La Sagrada Familia

El sábado 6 de junio La Sagrada Familia celebró el día de "jornadas de puertas abiertas" con entrada gratuita para todo aquel que quisiera visitar el templo y ver en que estado están y siguen las obras de construcción.
Hablar de su arquitecto Antoni Gaudí nos supondría todo un blog o páginas y páginas para hablar de su obra por lo que si estáis interesados dejaré al final bibliografía.
A continuación os dejo fotografías del templo.
Lo que más me impresionó fueron los andamios por su gran altura y en cierta manera porque me recordaron al proyecto de construcción de una planta química en la que trabajé. Una cosa no tiene nada que ver con la otra pero esas moles de hierro eran muy similares a las que acostumbraba a subir y bajar y eran tambien de una altura similar, en aquel momento me hubiera gustado subir porque desde las alturas la perspectiva que tienes de las cosas es muy diferente a verlo desde abajo.
A simple vista los andamios parecen ligeros, son como una especie de red que se extienden desde el suelo hasta casi el infinito pero si siguen toda la normativa de seguridad moverse por ellos es práticamente igual que si lo hicieras en suelo firme.












Bibliografía:

AA.VV. (2001). Modernisme i Modernistes. Lunwerg, Barcelona. ISBN 84-7782-776-1.
Barral i Altet, Xavier (1999). Art de Catalunya. Arquitectura religiosa moderna i contemporània. L'isard, Barcelona. ISBN 84-89931-14-3.
Bassegoda i Nonell, Joan (1989). El gran Gaudí. Ed. Ausa, Sabadell. ISBN 84-86329-44-2.
Bassegoda i Nonell, Joan (2002). Gaudí o espacio, luz y equilibrio. Criterio, Madrid. ISBN 84-95437-10-4.
Bergós i Massó, Joan (1999). Gaudí, l'home i l'obra. Ed. Lunwerg, Barcelona. ISBN 84-7782-617-X.
Bonet i Armengol, Jordi (2001). L'últim Gaudí. Ed. Pòrtic, Barcelona. ISBN 84-7306-727-4.
Crippa, Maria Antonietta (2007). Gaudí. Taschen, Köln. ISBN 978-3-8228-2519-8.
Flores, Carlos (2002). Les lliçons de Gaudí. Ed. Empúries, Barcelona. ISBN 84-7596-949-6.
Fontbona, Francesc y Miralles, Francesc (1985). Història de l’Art Català. Del modernisme al noucentisme (1888-1917). Ed. 62, Barcelona. ISBN 84-297-2282-3.
Giralt-Miracle, Daniel (2002). Gaudí, la búsqueda de la forma. Lunwerg. ISBN 84-7782-724-9.
Gómez Gimeno, María José (2006). La Sagrada Familia. Mundo Flip Ediciones. ISBN 84-933983-4-9.
Lacuesta, Raquel (2006). Modernisme a l’entorn de Barcelona. Diputació de Barcelona, Barcelona ISBN 84-9803-158-3.
Navascués Palacio, Pedro (2000). Summa Artis. Arquitectura española (1808-1914). Espasa Calpe, Madrid. ISBN 84-239-5477-3.
Permanyer, Lluís (1993). Barcelona modernista. Ed. Polígrafa, Barcelona. .
ISBN 84-343-0723-5
Puig i Boada, Isidre (1986). El temple de la Sagrada Família. Ed. Nou Art Thor, Barcelona. ISBN 84-7327-135-1.
Tarragona, Josep Maria (1999). Gaudí, biografia de l’artista. Ed. Proa, Barcelona. ISBN 84-8256-726-8
Van Zandt, Eleanor (1997). La vida y obras de Gaudí. Asppan. ISBN 0-7525-1106-8.
Zerbst, Rainer (1989). Gaudí. Taschen. ISBN3.

Recuerdos de tiempos pasados

Hay mañanas en las que desearía no poner los pies en el suelo si no fuera porque mi pequeño despertador de 2 años me llama diciendo mamá. Son esas mañanas en las que tras una larga noche quedas como embriagada en tus sueños, recordando un tiempo pasado pero que sientes que lo vuelves a vivir. Pero muy a pesar de uno en cuanto abre los ojos se da cuenta de que vuelve a la realidad, al día a día que le toca estar viviendo pero uno quisiera cerrar sus ojos y volver a la otra realidad.
En mis sueños siempre hay una persona, alguien que hace tiempo formó parte de mi vida y fue mi vida pero nuestros caminos se separaron una calurosa tarde de verano y desde ese día no puedo evitar por las noches volver a mis recuerdos, a veces me entristecen y otras esbozo una ligera sonrisa pero siempre el recuerdo queda con un sabor agridulce.
En ocasiones no es necesario llegar a la noche,sino que un olor, una canción o simplemente pasear por una calle de la que fue mi ciudad me hace retroceder años atrás. Son como pequeñas ventanas que se abren al pasado, pequeñas sensaciones que de repente afloran por un tiempo pasado. Siempre he oído decir que “los tiempos pasados fueron mejores” y ¿realmente es así?, no sabría que decir. Cierto es que añoro muchas cosas vividas y otras evito recordarlas, cierto es que aunque pasen los años no olvidas a las personas sobre todo a las que amas y te han marcado de por vida, pero mi tiempo de ahora no es ni mejor ni peor del que ya viví, es diferente y eso cada día me lo hace recordar la personita de 2 años que tengo a mi lado. Lo que si es cierto es que una simple sonrisa de un niño te hace olvidar los sinsabores de la vida aunque sea por unos instantes y que cuando te tienden su pequeña mano es como si te dieran impulso para seguir en los momentos en los que uno desfallece.
Aún así hay mañanas que despierto y desearía volver a mis sueños y hoy quizás sea uno de esos días.

Tarraco Viva 2009: sábado 30/5/09

Jinete con máscara

Varios fueron los actos a los que asistimos el sábado pero principalmente destacaré dos. Uno por la expectación que genera y otro por celebrarse en el Foro de la Colònia por la noche.

La caballería romana.
El grupo alemán Timetrotter participa por segundo año en las jornadas de divulgación histórica Tarraco Viva. Grupo especializado en demostraciones de caballería antigua ofreció al público unas exhibiciones sobre caballería romana de parada y de lucha. Fue toda una demostración de habilidad y de reproducciones fidedignas de armamento y vestuario (con máscaras rituales según se encuentra en el limes germánico). Este año vinieron más jinetes y caballos, para ofrecer una visión de una unidad de caballería legionaria romana.
La exhibición tuvo lugar en el campo de fútbol El Roqueral, era de entrada libre y fuimos a la sesión de la 1 del mediodía.

La caballería legionaria. Durante mucho tiempo los romanos alquilaban la caballería a pueblos habituados a luchar a caballo, como por ejemplo estaban los contingentes de caballería germánica y gálica utilizados por César en la Guerra de las Galias. La caballería de las legiones romanas se utilizaba sobre todo para tareas e reconocimiento, comunicación y enlace. Sin embargo a partir del alto-impero se crearan unidades específicas para aglutinar los cuerpos de caballería, las alae. En los restos arquelógicos y los campamentos de estas unidades se ha encontrado abundante material (máscaras, utensilios para los caballos y otros restos) que han permitido al grupo Timetrotter realizar sus reconstrucciones con un elevadísimo grado de fidelidad al original arqueológico.

La caballería deportiva. Los deportes de la caballería se llamaban hippica gymnasia. Consistían en una serie de ejercicios de destreza, de gran lucimiento realizadas con jabalinas de colores. Tanto el jinete como el caballo iban muy guarnecidos y destacaban las máscaras que tapaban toda la cara del jinete y a veces del caballo. Numerosos hallazgos arqueológicos de estos adornos han sido encontrados en Inglaterra y Alemania. Las máscaras representaban rostros tanto de hombres como de mujeres, lo que hace pensar en representaciones del tipo griegos contra amazonas.
En la exhibición pudimos ver varios ejercicios de los que realizaban en la hippica gymnasia.

A las 11 de la noche asistimos a una Captio, actividad de reconstrucción histórica, recreación y aqueología experimental a cargo del grupo Nemesis. Arquelogia i difusió cultural.
La Captio o la Iniciación al sacerdocio de Júpiter y Vesta era dos de los sacerdocios más importantes de la religión estatal romana que compartían el mismo ritual de iniciación la captio.

Flammen Dialis y Flaminica Dialis

El primer ritual de iniciación que representaron fue la iniciación al sacerdocio de Júpiter. El Flammen Dialis era el sacerdote consagrado al culto de Júpiter. En la captio participaba el Pontífice Máximus que elegía al Flammen Dialis entre un grupo de aspirantes de las mejores familias de Roma y las "tomaba" o "captaba", incluso contra su voluntad, para entrar al servicio de la divinidad.
El Flammen Dialis era el encargado de realizar los sacrificios dedicados a Júpiter, el padre de los dioses. Tanto este sacerdote como su esposa la Flamminica Dialis, estaban condicionados por toda una serie de prohibiciones rituales como por ejemplo el Flammen no podía montar a caballo por relacionar dicho animal con lo militar y que el soldado siempre estaba cerca de la muerte, no podían comer habas porque para los romanos en las habas residía el alma de los muertos, no podían comer pan con levadura porque la fermentación era sinónimo de la putrefacción de los cuerpos y en el caso de la Flamminica no podía subir tres escalones seguidos.
Su vestuario estaba lleno de simbolismos y de atributos de raíces antiquísimas reforzando su carácter de personas sagradas.

Las vestales eran las seis vírgenes encargadas al culto de Vesta y esta fue la segunda recreación que vimos, la iniciación al sacerdocio de Vesta.

Como en el caso del Flammen las vestales también eran elegidas por el Pontífice Maximus entre un grupo de las mejores familias de Roma y las "tomaba" o "captaba". Las vestales iniciaban el culto a Vesta a una edad temprana entre los 6 y 10 años, los padres llevaban a sus hijas entre las elegidas para que fueran escogidas y era el padre quien cedía la potestad de su hija.

Las seis sacerdotisas vestales consagraban 30 años de su vida al cuidado del tempo de la diosa Vesta, protectora de la gran familia del estado romano, pasados esos 30 años volvían a la vida normal e incluso podían casarse pero muchas de ellas no lo hacían por lo que sus herencias en la mayoría de los casos iba a los sobrinos y familia. La principal ocupación de las vestales era vigilar el fuego sagrado de Vesta, ya que su extinción se consideraba un presagio funesto y era castigado. El Pontífice Maximus era encargado de impartir este castigo.
Si perdían su virginidad mientras estaban dentro del sacerdocio eran condenadas a morir de hambre.
El pueblo romano tenía un gran respeto por las vestales y eran muy respetadas. En el caso que un condenado se cruzara fortuítamente con una de ellas era de inmediato indultado.
Otras tareas desarrolladas por estas sacerdotisas vírgenes consistía en la limpieza ritual del templo, la elaboración de una salmuera purificadora utilizada en los sacrificios y la custodia en su templo de objetos sagrados y documentos importantes.
Más información sobre los grupos de recreación histórica en sus respectivas páginas web.