Atención seguidores

¿Tienes problemas para visualizar la lista de seguidores?
Haz click aquí para seguir este blog.

Novedades en el Blog

Hace poco recuperé algunas de las muñecas de mi infancia y desde entonces me he adentrado en un mundo apasionante así que decidí incluir en el blog un apartado dedicado a la Muñeca de Famosa.

Nancy

Barriguitas


Otras muñecas

Pepas

Kikas

Consola con marquetería (1)

Una imagen de nuestra aula de restauración. Como se puede observar está todo muy limpio y ordenado, no es lo normal, pero expusimos nuestros muebles para la inauguración oficial del centro después de las interminables obras.

Y de nuevo volvemos con la consola con marquetería que hacía más de un año empecé a restaurar pero entre que el curso acabó precipitadamente en febrero de 2009 y que he ido anteponiendo otros muebles y piezas para restaurar la pobre se había quedado olvidada en un rincón.
La imagen de arriba es de esta misma tarde, aquí ya podemos ver la consola encolada, y con la segunda capa de tapaporos para secarse de ahí que veamos ese brillo en la madera.


En esta imagen podemos observar la consola en su estado original tal y como fue adquirida. A su vez podemos ver la gran mancha que había que ha sido prácticamente eliminada en su totalidad. En una entrada anterior de noviembre de 2008 expliqué que proceso ibamos a seguir para intentar eliminarla.

En la consola quedaban restos de lo que parecía barniz de un anterior intento de restauración por lo que se procedió a decapar el mueble con lana de acero fina. La mancha es porque parece ser que le quisieron dar algún tipo de cera al mueble, posiblemente si previamente sellar el poro por lo que la madera se impregnó de cera en vez de crear una pátina obteniendo así el acabado típico de la cera (ver proceso de restauración de una mesita de pino). Con el decapante quitamos parte de la cera pero la mancha aún era visible como puede verse en el lado derecho de la imagen, por lo que se utilizó limpia hornos. Aplicamos el producto dejando que actuara y luego frotando con la lana de acero retiramos la espuma que generó el producto y a su vez arrastrábamos la cera. El limpia hornos se utilizó tanto en la parte visible del sobre de la consola como por la parte trasera para que penetrara bien por ambos lados. No fue necesario utilizar ácido oxálico (ver en técnicas de restauración) para blanquear la madera.

Así es como ha quedado el sobre de la consola. Conseguimos que la mancha desapareciera por completo, después de eliminar el limpia hornos con la lana de acero a la consola se le dio tratamiento anti xilófagos, se taparon los agujeros visibles de carcoma con masilla y se lijó toda con lija del 120; Seguidamente se empezó a dar el tapaporos, siempre recordando que entre capa y capa antes de aplicar la siguiente capa de tapaporos se tiene que lijar.

Imagen de la consola ya encolada

En la imagen de arriba podemos observar el resultado del estante de abajo de la consola en comparación con la siguiente imagen en la que el estante está en el estado de cuando se adquirió con manchas de humedad y suciedad. Después de decapar, lijar y dar el tapaporos este es el resultado.

Destacar también que la consola ha sido teñida para resaltar la veta de la madera y unificar el tono de toda la pieza. Una vez lijemos la última capa de tapaporos podremos empezar a dar la gomalaca. En un primer proceso daremos gomalaca para empezar a dar las primeras capas pero después utilizaremos gomalaca a la que habremos añadido un poco de tinte para terminar de unificar todo el mueble para finalmente acabar con la gomalaca sin tinte. Para ello emplearemos dos muñequillas diferentes y dos botes de cristal una con sólo gomalaca y otro con la gomalaca con tinte.

Hoy a la práctica hemos terminado el curso de restauración por lo que la gomalaca no podré empezar a darla hasta octubre. Hemos estado hablando con nuestro profesor de restauración para ver si nos pueden alargar unas semanas más el curso, estamos pendientes de que el centro nos lo confirme o deniegue. Si no fuera posible el curso ha llegado hasta aquí.

2 comentarios :